Astrología y Tarot

Todos tenemos ciertas capacidades innatas y particulares.
En nosotros existe una percepción interna de nuestra verdadera naturaleza y de
nuestras posibilidades reales.
Instintivamente sabemos cuál es nuestra senda.
Nuestra felicidad y autorrealización dependen de que descubramos este diseño interno y cooperemos para volver a ser quienes realmente "somos”.
La carta natal es un mapa en el cielo, en el momento del nacimiento, que nos guía en este camino de regreso hacia adentro, integrando lo oculto de la
psiquis, en un aprendizaje hasta integrar nuestro "don único".
Con una guía objetiva externa – (observando las ambivalencias de nuestra propia naturaleza, y de nuestra relación con el entorno, con nuestro cuerpo, nuestra familia, relaciones sociales, laborales, etc)-- concientizamos que sólo nosotros
somos responsables de aceptar o rechazar quiénes somos.
El Tarot y la Astrología son dos oráculos tan antiguos y efectivos como sabios -siempre y cuando se enfoque como una vía para alcanzar el autoconocimiento
que todo humano merece tener como posibilidad en su vida.
Ellos contienen nada menos que los sueños arquetípicos colectivos del ser humano y el secreto de comunicar y traducir nuestro inconsciente, nuestra guía interior,
y nuestros guías espirituales.
Las 78 cartas resumen los mismos patrones oníricos que comparten los seres humanos de todas las culturas.
Ellos, como oráculos, nos dan mensajes directos, inexorables, realistas, mágicos y amorosos de nuestros sueños, nuestra Vida Interior, nuestro Inconsciente, nuestro maestro interno, y de nuestros guías espirituales.

1 comentario: